martes, 21 de octubre de 2014

Recomendación Serie #10: How I Met Your Mother

How I Met Your Mother (HIMYM)   
Creador: Carter Bays & Craig Thomas   
Protagonistas: Josh Radnor, Jason Segel, Cobie Smulders, Allison Hannigan, Neil Patrick Harris

Género: Comedia/Sitcom 
Idioma: Inglés
Temporadas: 9
Episodios: 208

Calificación:
Historia:  ****[4/5]
Cinematografía:  ****[4/5]    
Link Online: 

Resumen:     
Ted Mosby (Josh Radnor), en el año 2030, decide contarle a sus dos hijos la historia de cómo conoció a su madre. Pero el muy gracioso decide empezar la historia en el año 2005, cuando el tenía 27 años y vivía con Lily (Allison Hannigan) y Marshall (Jason Segel), en el preciso día en el que se enamora de una chica que no es su madre, sino Robin (Cobie Smulders), quien se volvería amiga de todo el grupo, tanto así que sus hijos la conocen como "tía Robin".
A partir de ese momento, Ted tortura a sus hijos relatando todo lo que sucedió en su vida desde el 2005 hasta el día en que conoció a su madre, lo cual en sus propias palabras "pasó muuuchos años después".
Así que sus hijos se enteran de todas las mujeres con las que su padre estuvo, sin mencionar todas las locas aventuras que vivió por culpa del "tío Barney" (Neil Patrick Harris), el otro miembro de su grupo, un seductor y soltero empedernido con un trabajo misterioso y un ego tan grande como su capacidad para crear locuras al que Ted conoció por accidente en un baño.
El resto de la historia se desenvuelve por años, pasando por decenas de novias, ex novias, compromisos, bodas, apuestas, viajes a las Vegas, Navidades, Días de Gracias, y todo lo que se les pueda ocurrir.
Entre la pareja eterna de la candente, adorable y entrometida pintora/maestra de preescolar que es Lily, el cursi, infantil y leal abogado Marshall, combinada con el creído, torpe, intelectual y romántico de nuestro protagonista, el arquitecto Ted, siempre en busca de la mujer de su vida, se encuentra la fría, ruda y atractiva reportera que es Robin, sin jamás olvidar al sexista, seductor, infantil, inseguro y egocentrista de Barney, la vida de todo el grupo es lo suficientemente interesante como para valer las 9 temporadas que duró la serie.


Crítica:  
Esta serie fue en su momento llamada "el nuevo Friends".
Ok, tal vez no sea para tanto.

La serie es buena, y los personajes también, aunque el final es... bueno, ya llegaremos a eso.
 Primero observemos a los personajes.

Uno de los puntos más interesantes de la serie es que muchos de los fans de la serie odian al protagonista, Ted Mosby. Para algunos, el es un romántico acabado, obsesionado con encontrar a la mujer perfecta con la que se va a casar, sin tratar de vivir una vida. Cierto porcentaje odia sus momentos en que actúa como un snob, su perfeccionismo, su fijación con Robin, etc. Para otros, esas mismas cualidades les parecen humanizarlo, siendo simplemente humano, alguien buscando el amor y que se deprime cuando lo pierde o no lo encuentra. En general, no siento ninguna inclinación hacia ninguna de las dos posturas; no es mi personaje preferido, pero tampoco se me hace una persona insoportable. Tiene un gran corazón, es un romántico, actúa como niño a veces y como adulto en otras, a veces es torpe y a veces muy astuto... en general, es humano.
 
En el otro extremo, tenemos a Robin, quien sería una pareja de tanto Ted como Barney a lo largo de la serie. Ella es un personaje interesante, dado que su padre la crió como hombre, y se nota. A pesar de su femeninidad, ella es ruda, carga una pistola, odia el romance, y de hecho odia tener pareja y no piensa tener hijos ni casarse. Su carga emocional es tremenda y le causa varios problemas, lo cual la hace, en mi opinión, uno de los personajes más desgraciados del grupo. Es una buena persona que lucha por el éxito, tiene un sentido del humor sarcástico y rudo, pero su propia personalidad le causa tristezas.

Por otro lado, tenemos a la pareja de turno por casi toda la serie: Lily y Marshall.
Esta es otra pareja que no es lo que parece... y es excelente.
Lily se ve como una mujer adorable, inocente y amable, cuando en realidad es una chismosa adicta a las compras con un deseo sexual inacabable, impulsiva, enojona y celosa. Pero no es solo eso, sino que también es maternal, buena amiga, decente, y mil cosas más de lo que su imagen hace creer.
Y Marshall es grande, alto y un abogado. Pero es un oso de peluche, emocional, sensible, que llora viendo telenovelas, y no puede mentir aunque su vida dependiera de ello. Puede seducir a Lily con una confianza en su cuerpo que se complementa con su propia inseguridad en ese mismo cuerpo. Su relación es la de mejores amigos, juegan, bromean, y se conocen a la perfección.

Finalmente.... Barney (espérenlo) ...Stinson!!
El es el amigo que todos quieren tener pero nadie quiere ser.
Un mentiroso compulsivo con una capacidad seductora inacabable e infalible, Barney es un adolescente eterno que usa traje y corbata todo el tiempo, inseguro de sí mismo y dependiente del cariño y la guía de sus amigos por un lado, pero por el otro, gana cantidades misteriosas de dinero
haciendo dios sabe qué para una compañía multinacional, seduce a cualquier mujer usando mentiras elaboradas, disfraces, y planes imposibles, conoce a personas en todo el mundo, decenas de idiomas...
Barney siempre tiene todo bajo control, y cuando todo se sale de control, el siempre sale ileso.
Gracias a Barney llegaron a nuestro conocimiento decenas de miles de reglas para la vida, incluyendo el Bro-Code: El manual definitivo de como deben comportarse los amigos entre ellos, el Libro de Jugadas: La biblia de la seducción, con miles de mentiras, trucos y engaños para llevar a una mujer a la cama, y mil cosas más.
De todos los personajes, Barney por sí solo acuñó más frases, ideas y símbolos que el resto del repertorio completo.
...True Story.

Como historia, How I Met Your Mother tiene sus pros y contras.
Por un lado, la historia esta muy clara de cuando va a terminar: Cuando conozcan a la madre.
Toda la serie son pistas tras pistas de cuántas veces casi se encuentran, de cómo se cruzaron los caminos sin saberlo miles de veces antes de su aparición.

Y mientras tanto, nos enteramos de todas las mujeres con las que Ted estuvo, algo que no debería saber ningún hijo sobre su padre.
Eso sin mencionar la última temporada, que... bueno, ya hablaré de eso.

En el lado positivo, tenemos todos los episodios donde Barney hace algo loco. Desde las lecciones de vida del Bro-Code, hasta la Apuesta de la Bofetada, pasando por los viajes de carretera, Barney sin duda se roba el show en términos de comedia.
Y todos tienen sus momentos graciosos, desde cómo todos maltratan a Robin por ser Canadiense y
una estrella pop adolescente, o cómo todos se burlan de Ted por que cree ser más cool de lo que es y sólo se ve ridículo, o cuando todos hacen complots contra Barney para hacerlo sufrir, a todos les pasan cosas buenas, cosas malas y cosas graciosas.

El gran problema de la serie es que no sabe manejar el drama.
Regresando a la comparación con "Friends", al menos en Friends sólamente hubo un par de saltos entre parejas del grupo, y cuando terminaban era algo dramático pero se superaba.
En HIMYM, todos regresan a cometer los mismos errores, y como sabemos que ninguna de las mujeres con las que Ted anda son la Madre, sólamente vemos una tras otra, o que regresa con Robin, o Robin con Barney... se podría decir que es más humano y más realista, pero se vuelve cansado ver a estos amigos lastimarse tanto al andar de "sí pero no" todo el tiempo entre ellos...

Lo cual me lleva a hablar del final de la serie; la 9° temporada.
Mi opinión personal: La ODIO.
No les voy a decir qué pasa, sólamente les diré que todo lo que se había hecho a lo largo de la serie, la hermandad, las amistades, el grupo de amigos, el misterio de cómo es la madre y cómo se emparejó con Ted... todo eso desaparece.
Algunos la defienden por ser más realista en cómo se desarrollan las amistades, los matrimonios y la vida en general, pero para mi gusto, simplemente es drama innecesario por una falta de madurez y crecimiento en los personajes que me decepciona.
De hecho, el show es como una montaña rusa. La primera temporada es promedio, y va mejorando hasta la quinta, donde empeora, luego mejora en la 6° y 7°, y luego cae en picada para la 8° y 9°.
En mi opinión muy personal, el show prometió un final que decidió mandar a la basura en la última temporada, que en lugar de ser la cúspide, se volvió el fondo del hoyo.

En general, recomiendo esta serie, no tanto por la historia, sino por los eventos ya mencionados (La Apuesta de la Bofetada, el Bro-code, casi todo lo que Barney dice y hace), porque con el paso de la 7° temporada el show se vuelve más trágico y dramático, arruinando la comedia y la historia.
Si la comienzan a ver, les va a encantar; pero prepárense, porque el final es terrible.
Pero los buenos episodios no dejan de ser buenos; y valen la pena, porque si algo me enseñó esta serie es que incluso si algo termina mal, no le quita lo bueno que sí se disfrutó.